Publicamos tu libro

▷ Cómo se calcula el porcentaje de derechos de autor de cada libro

¿Por qué las editoriales tradicionales solo dan un 10% de royalties en concepto de derechos de autor? ¿Es mucho o es poco? ¿Quién se queda con el 90% restante?

Son muchas las preguntas que se hacen los autores noveles cuando se les informa de que solo les llegará el 10% del PVP de sus libros vendidos en distribución.

Por nuestra experiencia, como editorial independiente, sabemos que es una de las cuestiones que más os incomoda o que más dudas despierta, por lo que a continuación os expondremos qué es lo que pasa con los royalties y quiénes son los agentes que interfieren en ellos.

Como ya os adelantábamos, cuando un libro entra en el circuito de distribución, entran en juego muchos participantes, entre los que destaca el DISTRIBUIDOR. En el caso de que sea un distribuidor nacional, este se lleva el 55% del PVP del libro, ¡o incluso el 60% si es una época especial como las ferias literarias!

¿Por qué se queda con tanto? Pues porque las LIBRERÍAS suelen recibir de ellos entre un 30 y un 45% dependiendo de si es una librería independiente o de si se trata de una cadena importante en el sector, como Corte Inglés, Fnac, Amazon o Casa del Libro.

En estos momentos ya nos quedaría un 40% aproximadamente. A continuación entra un nuevo agente, la IMPRENTA. Lo usual es que esta reciba sobre un 20 % aproximadamente de la impresión de los libros, por lo que la editorial ya solo tiene en sus manos el otro 20 % del valor de venta del libro.

De este último dato es de dónde se saca el porcentaje de derechos de autor que siempre veis cuando habláis con cualquier editorial tradicional. El AUTOR se queda con un 10%, que también puede ser dividido en el caso de que entre en juego un segundo autor. El resto, que suele ser otro 10 % o un 15% en el mejor de los casos, es lo que recibe la EDITORIAL.

Esta debe de hacerse cargo de todos los gastos derivados del proceso de edición y de la logística de distribución y luego obtener un beneficio empresarial.

Finalmente, editorial y autor quedan al mismo nivel y ambos reciben lo mismo de cada proyecto. Es cierto que este es un mercado complicado, y una editorial tradicional tiene que vender muchísimos libros para no entrar en pérdidas y es por ello que realizamos tantos pasos: la valoración, la decisión de los formatos, la apuesta por la impresión para distribución nacional…

Repetimos, es un sector muy complicado, pero también tenemos ante nosotros un mundo lleno de ilusiones y posibilidades. ¿Tienes ganas de entrar en él? Entonces prepárate.

Ten claro que debes dedicarte a él con todo tu cariño y ponerlo todo en el asador. Parece duro… pero estamos seguros de que la recompensa valdrá la pena. ¿Nuestro consejo? Rodéate de un equipo profesional dispuesto a ilusionarse con cada paso de tu proyecto y que guíe en todo momento con claridad.

Si crees que podemos ser nosotros, ¡no lo dudes! Contactay dale vida a tus sueños.